viernes, enero 08, 2016

Poema...

Poema que forma parte de mi segundo proyecto, cuyo nombre desconozco, como el título de lo que aquí les dejo


Caían de los jacarandaes
los últimos frutos de su primavera.

Las ciruelas rebotaban en el suelo
cuando alguien mecía sus ramas.

El invierno y el olor a hojas secas
pasaba a ser un recuerdo de aquellos lindos días
que nadie apreciaba.

Sólo unos pocos fuimos felices
con paraguas y gorro de lana,
sorbiendo la oxidada bombilla
de un mate amargo a medio terminar.

Las manos dejaron de partirse
con el frío de la mañana
y cambiamos el chaleco de lana
por una camisa liviana,
suave y, a veces,
transparente,
que dejaba entrever una redonda gota de sudor,
que rodaba pecho abajo,
cuando el sol estaba al centro del cielo
mirándome…
Al tiempo que le rehuía con la mirada.

No hay comentarios.: